•junio 14, 2008 • Dejar un comentario

Pez espejo.                                  

 

Pez Ángel.

 

Aletas de ballena.

Osos polares en peligro.

•junio 4, 2008 • Dejar un comentario

“Los osos polares son unos de los mayores sobrevivientes de la naturaleza, ya que son capaces de vivir y prosperar en uno de los medioambientes más hostiles del mundo”, dijo el secretario del Interior de EE.UU, Dirk Kempthorne, “pero nos preocupa que su medio ambiente se esté derritiendo, literalmente”. Los osos polares, uno de los más grandes carnívoros, de cuatro patas, de la Tierra, podría añadirse a la lista de especies en peligro de extinción, bajo el Acta de Especies en peligro de extinción de los EE.UU.

A medida que deambulan por el hielo marino del Ártico, los osos polares se asoman por las grietas que hay en el hielo, a fin de tratar de encontrar focas anilladas en el agua, ya que estas son su alimento favorito. Casi todo el alimento de los osos polares proviene del mar e incluye, focas, peces, y hasta ballenas beluga. El hielo marino flotante es una perfecta vía para que los oso puedan obtener alimento. Desafortunadamente, cada año disminuye más la cantidad de hielo flotante de la región Ártica. El hielo se está derritiendo a medida que la Tierra se está calentando . En las próximas dos décadas, es posible que durante el verano ya no haya hielo marino en el Océano Ártico. Los pedazos de hielo marino se hacen cada vez más pequeños y se encuentran más distantes. Los osos deben nadar mayores distancias a través del Océano Ártico, 60 millas o más, para ir de un pedazo de hielo a otro.

Los osos polares tienen adaptaciones que les ayudan a pasar parte de su tiempo en el agua. Su cuerpo es aerodinámico para el nado y tiene una gruesa capa de grasa que los mantiene calientes. También tienen pequeñas telas entre los dedos de sus patas las cuales les ayudan a nadar. Los osos polares están clasificados como mamíferos marinos aún cuando no viven todo el tiempo en el agua como es el caso de las ballenas, delfines, manaties y otros mamíferos marinos. Sin embargo, y a pesar de las adaptacioes que hacen que sean nadadores maravillosos, recientemente y por primera vez se han encontrado osos polares ahogados. Debido a que los osos deben nadar mayores distancias para llegar de un pedazo de hielo a otro, algunos se han agotado durante el largo trayecto y se han ahogado.

Los osos polares se están desplazando hacia la costa norte de Alaska debido a que el hielo marino se está derritiendo y ya no conecta con la costa. Con menor cantidad de hielo marino, los osos polares no pueden cazar tan frecuentemente como antes, de manera que tiene que arreglárselas con menor cantidad de alimento. Se ha reportado que, ocasionalmente, los osos polares comen animales de tierra como, bueyes de reno y almizcles. Así mismo, los científicos han descubierto que los osos polares pesan mucho menos de lo que solían pesar, y que los cachorros de osos polares en la costa norte de Alaska tienen poco chance de sobrevivir. En la bahía de Hudson, en Canadá, se ha reportado una disminución de osos de hasta un 22 por ciento.

Durante el 2007, el Sevicio de Peces y Vida Salvaje de EE.UU (en Inglés, US Fish and Wildlife Service) estudiará si los osos polares deben ser añadidos a la lista de especies en peligro de extinción. Si, eventualmente, los osos polares fuesen agregados a esta lista, será la primera vez que una especie es añadida a la lista de Especies en peligro de Extinción a causa del calentamiento global.

 

 

El pez volador

•junio 4, 2008 • 1 comentario

El pez volador se reconoce fácilmente por sus grandes aletas pectorales. Estas les permiten vuelos planeados fuera del agua. No se trata de verdaderos vuelos ya que se limita a impulsarse fuera del agua a gran velocidad y abriendo sus aletas planea durante bastante tiempo alcanzando distancias de más de 100 metros.

Tortugas marinas en extinción

•junio 3, 2008 • 2 comentarios

tortuga marinaLas tortugas marinas se encuentran en peligro de extinción debido a una desmedida e ilegal captura de ejemplares adultos, así como al saqueo de sus huevos en las playas de anidación.

Decenas de miles de tortugas están muriendo cada año a causa del tráfico ilegal de que son víctimas, en especial para abastecer el mercado negro con conchas de carey, pieles para la manufactura de botas y billeteras, huevos a los que se atribuyen falsas propiedades o carne para sopa de tortuga.

Además, otras decenas de miles caen presas en las redes de diferentes pesquerías, como las de arrastre usadas para la captura de camarón, las agalleras para tiburón y las palangreras para picudos y atún.

Por si fuera poco, sus playas de anidación se están perdiendo por el avance de la industria turística y el incremento de las zonas urbanas.

Otros factores que han incrementado la mortandad de tortugas marinas son la contaminación de los mares, la destrucción de su hábitat y los efectos de fenómenos naturales como las mareas rojas. La presencia de enfermedades como el fibropapiloma, que afecta gravemente a los quelonios, va en aumento.

Todas estas amenazas han conducido al desplome de diversas poblaciones de tortugas marinas.

Greenpeace trabaja para proteger a estas especies ancestrales.

Matan focas en Canadá

•junio 1, 2008 • Dejar un comentario

El gobierno canadiense autorizó la mayor caza de focas en la historia, con un total de 350 mil para este año, cifra que los ecologistas califican de excesiva

La mayor caza de focas fue permitida por el gobierno de Canadá, con un total de 350 mil ejemplares este año, cifra histórica y que los grupos ecologistas califican de excesiva.

La caza de focas ya dio inicio en las aguas de Terranova, provocando un severo enfrentamiento entre Ottawa y los ecologistas, quienes piden el boicot del turismo en Canadá.

Esta semana, los cazadores matarán por minuto un promedio de 90 focas, de entre tres y cuatro semanas de edad, para aprovechar en pocos días las favorables condiciones meteorológicas en los hielos flotantes, frente a las costas de Terranova.

Los arrecifes de coral vivo son la base de la vida marina

•mayo 31, 2008 • Dejar un comentario

Los biólogos han visto el futuro, y su mensaje no podía ser más claro: los arrecifes de coral vivo son la base de la vida marina, y por tanto, son un soporte crucial para la vida humana. Alrededor del globo estos arrecifes están muertos o se están muriendo porque la gente los está destruyendo —asesinándolos— a una velocidad catastrófica.
Ya se ha perdido el 10%, y los científicos dicen que el 70% de todos los corales del planeta serán destruidos en 20 o 40 años a menos que la gente deje de hacer lo que está haciendo —polución, residuos, erosión, pesca con cianuro, turismo irresponsable— y se tomen en serio salvar los corales ahora. Aún hay esperanza: los corales son resistentes, se recuperan rápidamente una vez son protegidos.

El truco reside en la protección —y es la gente normal la que lo está haciendo posible. Los esfuerzos de los Gobiernos de la mayor parte del mundo han sido francamente patéticos: han llegado tarde, débiles, sin dinero, sin convicción.

Los estados petroleros del Golfo Pérsico carecen de leyes antipolución e ignoran este hecho. Los pescadores furtivos del Océano Índico son más y más listos que las patrulleras de la Royal Navy británica. Ecuador no hace nada durante décadas mientras el turismo se expande en las delicadas Islas Galápagos, sólo para iniciar un plan que, encima, empeora la situación.

La situación no mejora: los arrecifes de coral continúan siendo destruídos. En aquellos puntos en que la gente está cambiando la forma de tratar a los arrecifes, encontraréis pescadores, estudiantes, buceadores, biólogos, ciudadanos preocupados de todas las clases sociales transformados en activistas y voluntarios, tomando cartas en el asunto de proteger los arrecifes de coral que les son tan queridos y que son vitales para todos nosotros.

En busca de alimento.

•mayo 28, 2008 • Dejar un comentario

      Orcas pasando por un canal abierto en el hielo. Se dirigen rápidamente al antártico, en donde esperan encontrar el alimento. Deben apresurarse, porque las condiciones del viento pueden hacer que el canal se congele otra vez.